BEBIDA NATURAL

El agua de berenjenas ayuda a bajar de peso y controlar el colesterol

Solo hervir las berenjenas y beber el agua puede contribuir a mejorar la salud, según estudios científicos recientes. Eso sí: algunas personas no deben tomarla.

Escrito en SALUD el

Desde hace unos años se puso de moda beber agua de berenjenas, como ayuda para muchos problemas de salud, entre ellos el colesterol alto y el exceso de peso. ¿Es realmente efectiva? ¿Tiene contraindicaciones?

La berenjena es un vegetal que integra el grupo de las solanáceas. Su mayor contenido es agua, y su pulpa actúa como una esponja, que absorberá no solo sabores sino grasas, vinagres, aceites o lo que utilicemos para prepararla. En el caso del agua de berenjenas, hay una receta básica; 3 berenjenas se cortan en rodajas con cáscara, se cocinan en agua durante 15 minutos y luego de que el líquido esté frío, se adiciona con el jugo de un limón.  Según estudios realizados en diferentes países, el beber este agua a razón de un litro diario, favorece en caso de: 

Frenar la oxidación celular: la berenjena contiene diferentes tipos de compuestos con propiedades antioxidantes, ácido clorogénico, fenoles, etc. Estos productos tienen la capacidad de inhibir la oxidación celular que beneficia en múltiples aspectos, entre ellos la prevención de problemas cardiovasculares, enfermedades degenerativas y cáncer.

Alteraciones digestivas: el agua de berenjenas por sus sustancias amargas tiene propiedades colagogas, es decir, de estímulo de la vesícula biliar. Esto favorece la digestión de las grasas y puede prevenir la formación cálculos biliares.

Control de la glucosa: ayuda en el control de la glucosa sanguínea por su contenido en ácido clorogénico.

Colesterol LDL elevado: Favorece la excreción del LDL del organismo, y permite así disminuir sus niveles. El ácido clorogénico, el antioxidante que abunda en la berenjena, es uno de los más efectivos para reducir el colesterol LDL (malo). El agua de berenjenas puede estimular la circulación sanguínea, y evitar que la grasa se adhiera a la pared de las arterias.

Atención, tiene contraindicaciones

Debido al contenido de calcitriol, solanina e histamina de las berenjenas, y que estos compuestos no se degradan completamente con la cocción, no deben tomar agua de berenjenas aquellas personas que tengan los siguientes problemas de salud.

  • Reumatismo.
  • Osteoporosis y descalcificación.
  • Dolor articular, artritis o artritis reumatoide.
  • Dolor crónico que no responde a tratamientos naturales.
  • Problemas digestivos, permeabilidad intestinal. Colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.
  • Enfermedades autoinmunes: lupus, tiroiditis de Hashimoto, esclerosis múltiple…
  • Intolerancia a la Histamina.
  • Insuficiencia renal u otros problemas renales.
  • Enfermedades neurodegenerativas.

No deben tomar agua de berenjenas tampoco aquellas personas que tengan migraña; las berenjenas contienen aminas como la tiramina que en ocasiones pueden generar reacciones alérgicas y dolor de cabeza en personas sensibles. Si usted tiene episodios de migraña cuando come quesos duros, salsa de soja, vino blanco... No debe tomar agua de berenjenas. 

Otra precaución: aunque figura en muchos sitios de internet que las berenjenas pueden usarse crudas para preparar el agua, esto no es conveniente ya que pueden contener solanina, que es un compuesto tóxico. Se encuentra también las papas cuando vemos que tienen partes verdes o brotes, estuvieron expuestas a la luz durante un tiempo ( estas papas jamás se deben consumir).

La solanina inhibe la acción de la enzima acetilcolinesterasa y, al impedir la degradación del neurotransmisor acetilcolina, aumenta sus niveles, lo que provoca los síntomas colinérgicos derivados (bloqueo de la transmisión nerviosa e incremento de la secreción de líquidos). ? ? ?Produce síntomas digestivos, neurológicos y en algunos casos shock.