FALTA MENOS

L-Gante fue a ver los avances en la construcción de su casa y hasta se puso a trabajar con los albañiles

La propiedad está emplazada en el barrio Bicentenario, en General Rodríguez. Es el lugar en el que se crió y prometió no irse de allí.

Por
Escrito en ESPECTÁCULOS el

La vida de L-Gante se mueve en un subibaja. A medida que va creciendo artísticamente también va por el mismo camino las repercusiones de todo lo que hace. Por un lado, las denuncias de distintos organizadores de eventos por pedidos insólitos que hace. No son pocos los que remarcan que ahora está agrandado.

En la otra vereda parece reencontrarse con sus orígenes. Hay una parte de él que está ligado al lugar del cual salió y ahí parece reencontrarse nuevamente con la humildad y generosidad que se le conoció cuando comenzó a asomar en el mundo de la música, allá por el 2020.

Cuando empezó a tener ingresos importantes, por mandato familiar, no lo dudó y comenzó a construirse su casa en el barrio Bicentenario, en General Rodríguez. Siempre dio que no quiere irse del lugar en el que creció y con los actos lo demuestra. En este contexto, el joven hizo una pausa en su apretada agenda para ir a visitar la construcción. No solo eso; también se puso a trabajar a la par de los albañiles.

Por las imágenes se puede ver lo avanzado que está el proyecto. Todo es elegido por él y su pareja, Tamara Báez. Sin ir más lejos, ella compartió lo que fue la compra de una ducha que viene con hidromasaje incorporado. Queda claro que se van a dar todos los gustos y no van a escatimar en gastos.

Por otro lado, también se lo pudo ver al cantante arriba de los andamios, colocando un juego de luces en un lugar que, si bien no dijeron, seguramente fue improvisado para alguna reunión. La casa no está terminada, pero ya la usan. Sin ir más lejos, en pleno verano se los vio disfrutando de la pileta, que fue lo primero que terminó antes de la temporada estival.