REDES SOCIALES

La desorbitante cifra que pagó Mauro Icardi por dos carteras para sus hijas Isabella y Francesca

El futbolista no solo le hace costosos regalos a su mujer, Wanda Nara, sino también a las pequeñas Isa y Fran, que ya tienen dos exclusivas carteras de Chanel. ¡Increíble!

Por
Escrito en ESPECTÁCULOS el

San Valentín se celebró con todo en la casa de los Icardi y no solamente Wanda Nara recibió un espectacular regalo por parte de su marido, Mauro Icardi, sino que también las pequeñas Isabella (7) y Francesca (5) fueron homenajeadas por su papá, quien las sorprendió con algo que las chicas esperaban hacía tiempo.

¿De qué hablamos? De dos exclusivas carteras Chanel, que tanto Isa como Fran querían hacía un tiempo y finalmente su papá se las regaló por el Día de los Enamorados. "Amor de mi vida", escribió Wanda en su cuenta de Instagram y compartió postales familiares en las que se ven los regalos que recibieron tanto las niñas como ella.

Además de un enorme ramo de rosas rojas, la mediática recibió una cartera más para su colección personal de Chanel y una vez que Wanda abrió su regalo, llegó el turno de Isabella y Francesca, que no acreditaban lo que veían sus ojos. Las niñas, además de sus carteritas, también recibieron flores.

Ahora bien, ¿de qué precio estamos hablando? ¿Cuándo desenfundó el futbolista del Paris Saint Germain en los coquetos obsequios para sus dos hijas mujeres? ¡De mucho dinero! Isabella recibió una mini cartera Chanel negra mientras que Francesca una roja del mismo tamaño, las dos de la línea más clásica de la marca.

"Ellas querían una como mamá", comentó Wanda Nara en sus historias de Instagram junto a una foto en la que ve a las niñas con sendas carteritas. ¿Cuánto valen? 2.250 euros cada una, algo así como 273.000 pesos argentinos. Eso es lo que pagó Icardi por dos clásicos diseños acolchados de piel de cordero con solapa y el típico logo de Chanel.

Preciosas, las niñas se hicieron una sesión de fotos en su casa de París con sus flamantes regalos y la alegría de comenzar de a poco a acrecentar su colección de carteras. Muy chic.