DATO REVELADOR

Cómo la música afecta tu estado de ánimo

Es el lenguaje universal. Es una forma de arte profundamente conectada con nuestros instintos estéticos y artísticos, con un poderoso impacto emocional.

Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Aprender música es una forma de controlar el impacto que ella genera en nuestro estado de ánimo. Podés tomar clases de piano con profesores particulares usando plataformas como BuscaTuProfesor, que te conectan con tutores en cuestión de minutos. Pero si lo que buscás es aprender un poco sobre cómo la música influye en tus emociones, te lo contamos acá.

Compás: es el primer elemento de la música que define cuál será su impacto en nuestro estado anímico. El compás se refiere a qué tan rápido o qué tan lento va la melodía de la música. Diferentes compases están asociados con diferentes rangos emocionales.

Por ejemplo, la música con un compás acelerado tiende a producir emociones positivas como la felicidad, la emoción y la dicha. Mientras que la música con compás más lento, puede producir emociones negativas, como tristeza, depresión y melancolía. Ahora bien, eso no quiere decir que tengamos que escuchar música con un compás rápido las 24 horas del día y evitar la música de compás lento a toda costa. Todo lo contrario: lo ideal es balancear nuestro estado emocional y anímico con la música que escuchamos, para que aporte lo que nuestro cuerpo y espíritu necesitan en ese momento.

Si vas a tener un día lleno de actividades y con mucho trabajo,  quizás quieras escuchar música rápida para que te ayude a sentirte lleno de energía y confianza. En cambio, la música lenta puede ayudarte a conciliar el sueño, a relajarte al final del día o a procesar emociones negativas de forma segura.

Letras: otro gran elemento de la música que puede llegarnos directo al corazón. Pero ojo porque la lírica es un arma de doble filo y a veces, es preferible evitar las canciones con letra. Si necesitás, por ejemplo, enfocarte en el trabajo, la lírica puede contar historias tan absorbentes que nos impiden concentrarnos en lo que estamos haciendo.

Pero si lo que buscás es relajarte,  pasar un buen rato o estimular tu creatividad, escuchar música con letras inspiradoras puede ser muy efectivo. Distintas letras tienen distintos significados e impactos emocionales en distintas personas y no siempre de formas obvias.

Todo se trata del efecto que la lírica de cada pista tenga sobre vos, individualmente. Una canción puede tener una letra muy ligera y feliz, pero estar cargada de referencias que te hacen sentir nostalgia o dolor. Por eso, se selectivo a la hora de elegir temas para cambiar o mejorar tu estado anímico. Es importante que sepas bien el efecto que tiene cada canción.